¿Qué es la terapia Cognitivo-Conductual?

Un psicólogo Cognitivo-Conductual es un profesional de la conducta humana y un especialista en las leyes del aprendizaje. Aplica estas mismas leyes para enseñar nuevos comportamientos que sustituyan a los que nos hacen daño. Lo que pretende es enseñar una serie de habilidades, de técnicas, y de estrategias psicológicas para conseguir que las personas afronten los problemas de forma exitosa hasta superarlos.

La terapia Cognitivo-Conductual es una de las escuelas de psicoterapia más antiguas y aceptadas. Es la que más evidencia científica ha mostrado a lo largo de muchísimos años, es decir, las técnicas de tratamiento que se utilizan han sido validadas científicamente por cientos de estudios.

El modelo Cognitivo-Conductual considera que gran parte de nuestra forma de ser, lo que llamamos personalidad, es fruto de nuestras experiencias a lo largo de los años. Aunque nacemos con fuertes predisposiciones genéticas/biológicas, es el aprendizaje quien dirige estas potencialidades en una u otra dirección. Como sabemos la infancia es de gran importancia en cuanto a riqueza de aprendizajes, pero también lo es la adolescencia y la adultez. Es decir, todos los períodos de nuestra vida son importantes ya que son ricos en experiencias y aprendizajes, y éstos van moldeando nuestra manera de ser.

Únicamente por una experiencia, o en cambio, por múltiples experiencias y aprendizajes puedenterapia-261x300 aparecer problemas emocionales que nos hacen daño. Como ya intuimos, estos problemas son aprendidos y por tanto, el psicólogo Cognitivo-Conductual pretende que el cliente desaprenda los comportamientos anteriores y aprenda unos nuevos, a partir de técnicas, estrategias y habilidades que el psicólogo le irá enseñando para afrontar el problema y reducir poco a poco el malestar hasta eliminarlo.

Pero no sólo es necesario desaprender ciertos comportamientos y aprender unos nuevos, también son muy importantes los pensamientos. Los pensamientos son la causa de las emociones y del comportamiento, por ello, la terapia trata de identificar los pensamientos irracionales que causan sufrimiento para determinar su parte ilógica. La intervención psicoterapéutica está centrada en las distorsiones cognitivas, que son los patrones de pensamiento que provocan efectos negativos sobre la conducta. A través de ella se busca una reestructuración de dichos patrones para mejorar la calidad de vida del cliente.